Leyenda Chilena “El Trauco”, duende de la hacha. Horror de los bosques.

Hombre pequeño que no mide más allá de los 40 o 50 centímetros, rostro deforme, patas muy cortas y deformes tiene una apariencia demasiada rara similar a la de un duende, siempre trae consigo un hacha. Esto ocurre en la parte sur de chile en un bosque inmenso no muy poblado donde la gente para llegar a sus casas tienen que pasar por este bosque, digamos que este duende no ataca a todos solo a las mujeres y un 20 de julio del 2002 paso una muchacha hermosa, sabía que no podía andar tarde por ahí pero ella rebelde lo hizo sin temor alguno, camino cerca de las 10 de la noche, esa noche y con una niebla terrorífica pasa por la mitad del bosque cuando empieza a escuchar ruidos extraños como si la estuviesen siguiendo y era ese duendecillo que salto sobre la hierba hacia ella, la golpeo la toco, corto sus brazos y se fue.
Este ser extraño siempre atacaba a las mujeres y abusaba de ellas tenía una obsesión por cortar los brazos pero no las mataba y esta muchacha no pudo resistir a la hemorragia y falleció en el lugar y es así como diario en aquel denominado lugar el “Trauco” a toda mujer que pasa les hace esto, en chile todavía sigue pasando estos hechos aterradores.

1206824243_f

Muchos han escuchado hablar sobre la leyenda el Trauco, pero no saben con certeza cuál es su mítica historia. El trauco es una criatura misteriosa que, dice la leyenda, habita solo en la isla de Chiloé, en el sur de Chile. Esta mítica figura es uno de los personajes más conocidos en esta pequeña isla.

Se dice que el Trauco es un hombrecito pequeño de tan solo 80 cm, con un rostro varonil y feo, pero con una mirada especial y dulce que atrae a las mujeres. No tiene pies, y dicen que se viste de un traje con un sombrero hecho de una planta llamada coralito, que sirve para la producción de escobas y canastos.

BB0826F41

En su mano derecha lleva un hacha hecha de piedra, pero cuando se encuentra con una mujer en el bosque utiliza el implemento como si fuera un bastón, para no atemorizarlas. Las personas que han visto al trauco dicen que se cuelga de una rama de gran altura conocida como olivillo para esperar a sus próximas víctimas.

Este pequeño hombrecito habita cerca de la casa de los chilotes, para así poder observar los movimientos de las mujeres. Es por ello que los pobladores de Chiloé cuidan muy bien a sus hijas y tratan de evitar que anden solas por el bosque, debido al miedo que existe por este hombrecito de tan solo 80 cm.

Son en esos momentos cuando el Trauco ataca. Al ver entrar a una mujer sola al bosque, baja lo más rápido posible del árbol en cual habita (tique u olivillo), con su hacha de piedra le da 3 golpes al olivillo para así asustar a la mujer. Luego la muchacha se encuentra con el trauco a su lado y este le tira su aliento y ella cae en un profundo sueño de amor sin ninguna resistencia.

TRAUCO1

 

Luego de que este personaje haya hecho su hechizo, la mujer regresa a su casa sin saber concretamente lo que le ha sucedido. La joven luego de haber tenido el encuentro con este personaje, empieza a experimentar cambios muy extraños en su cuerpo. Después de 9 meses de haber sufrido el hechizo por el trauco, nace un hijo de esta misteriosa criatura.

A pesar de que el Trauco tiene una obsesión por encontrar y hechizar a una mujer, este no ataca cuando hay otras personas presentes, solo lo hace cuando ella se encuentra sola y asustada en el bosque.

trauco (1)

Esta es la versión más común de la leyenda del Trauca, usada en muchos casos para justificar embarazos sin explicación de las jóvenes de la isla.

(Visited 2.283 times, 8 visits today)

Deja un comentario