FENG SHUI “VIENTO Y AGUA”, UNA FUERZA INEXPLICABLE, EL CONOCIMIENTO SECRETO.

Feng shui significa “viento y agua”. Se trata de un antiguo sistema chino para distribuirlo todo                -edificios, paisajes, muebles – en armonía  con energía natural del universo. Es una técnica que consiste en dejar que es energía, o ch´i, fluya libremente, sin obstáculos. Se pronuncia de muchas maneras distintas. En China se dice algo así como  un   “Fung Shuei”. En Hong Kong, concretamente suena más bien como “fan sui” y en Occidente se pronuncia como “feng shui”.

LA MISTERIOSA CIENCIA

La ciencia del Feng shui es compleja y práctica. Al principio era un conocimiento secreto, usado en beneficio  exclusivo del emperador y las personas más importantes. A medida que han pasado los siglos, se han extendido su conocimiento y su uso, sobre todo en Oriente. Si se emplea correctamente, promete aumentar la energía, la felicidad y el éxito. Pero las líneas del ch´i son silenciosas e invisibles, tanto en un paisaje como en el cuerpo humano. Un profesional del feng shui las descubre de varias formas,  a menudo gracias a una brújula. De hecho, las primeras brújulas se desarrollaron en China para tal fin en el siglo II a. C.,  aunque se usaron para la negociación en Europa a finales del siglo XII d. C.

brujula del feng shui

 

LUGARES DE REPOSO DE LOS ANTEPASADOS

La primera aplicación del Feng shui fue la colocación de tumbas. Todos los elementos del paisaje deben tenerse en cuenta, así como la fecha de nacimiento y muerte del fallecido. Probablemente esta se considera la función más importante de todas. Cada persona tiene una línea de antepasados que se extiende hasta el pasado remoto. Aunque no sepa nada sobre ellos, existieron; igualmente, muchos tendrán una línea de descendientes que conducirá al futuro. Si se respeta a los antepasados y se elige el lugar y la colocación correcta de su sepultura, las futuras generaciones seguirán recibiendo sus beneficios.

 

lugar de reposo

EL DRAGÓN VERDE Y EL TIGRE BLANCO

A la hora de situar un edificio, diseñar un jardín y reorganizar una casa o una habitación, hay que realizar muchos cálculos. Deben tenerse en cuenta las cinco direcciones – norte, sur, este, oeste y centro -, así como los cinco elementos chinos – agua, fuego, tierra, madera y metal – y los cinco animales simbólicos que les corresponden. El centro es la tierra, representada por el fénix amarillo. El este es la madera, el dragón verde. El oeste es el metal, el tigre blanco. El sur es el fuego, el pájaro rojo, y el norte es el agua, la tortuga negra. También es necesario tener presente el yin y el yang, normalmente considerados masculino y femenino, oscuridad y luz. Estos dos elementos están en todas partes y es importante mantenerlos en el equilibrio adecuado. ¡Menuda complicación!

el dragon verde y el tigre blanco

 

(Visited 525 times, 1 visits today)

Deja un comentario