La caza del tesoro al paso de los tiempos, en espera de ser descubierto el tesoro del mundo.

El hecho de que algo se halle perdido u oculta provoca el deseo de buscarlo. Un mapa antiguo que indique el lugar donde fue enterrado un tesoro o el rumor acerca de la existencia de un antiguo barco hundido con un cargamento de oro han sido razones suficientes para organizar expediciones. La finalidad de la caza es encontrar el premio, pero la búsqueda propiamente dicha puede ser la parte más emocionante.

EL TESORO DE MOCTEZUMA

Moctezuma (1466 – 1520) fue el último emperador azteca de lo que ahora es México. Cuando los españoles llegaron, al parecer los sacerdotes aztecas creyeron que el conquistador Hernán Cortés era su dios, Quetzalcóatl, y le brindaron suntuosas ofrendas. Esto estimuló las ansias de riqueza de los españoles. Encarcelaron a Moctezuma con la intención de controlar a los aztecas por medio de él, pero estos se rebelaron y apedrearon a su emperador hasta amatarlo. Los españoles se marcharon, pero volvieron para destruir la gran ciudad azteca de Tenochtitlán.

Las leyendas cuentan que, antes de que los conquistadores regresaran, los aztecas escondieron parte de su tesoro. Pero ¿dónde? Algunos dicen que en lo profundo de la selva guatemalteca. Otros creen que en Utah, donde pueden encontrarse cuevas en el caños de Johnson, creadas por los buscadores del oro azteca. En la década de los noventa del siglo pasado, unos submarinistas que registraban un túnel situado bajo un lago cercano abandonaron la busca al hallar fuertes corrientes y extrañas apariciones. ¿Estaba el oro allí? Y si es así, ¿sigue todavía?

 

el tesoro de moctezuma

EL POZO DEL DINERO

La isla de Oak, cerca de Nueva Escocia, Canadá, guarda su secreto; aunque todos los robles, que han dado el nombre a la isla, ya han muerto. La búsqueda comenzó en 1795, cuando Daniel McGinnis, un muchacho de dieciséis años, remó con su canoa hasta la pequeña isla para explorarla. Encontró una depresión en el suelo con una cuerda y una polea colgando de una rama. Aquello parecía indicar que alguien había excavado un foso para enterrar algo y a partir de entonces comenzó la caza el tesoro, que todavía continua.

el pozo de dinero

Daniel fue a  buscar a unos amigos y excavaron 9 m; de vez en cuando encontraban capas de losas y de troncos de  robles. En posteriores expediciones se alcanzó una profundidad de 27 m y se halló una tablilla de piedra con una inscripción en clave que supuestamente decía: “12 m más abajo hay enterrados dos millones de libras”. Se perdió la tablilla hace mucho tiempo y no existieron fotografías. El foso se inundó y se excavo otro al lado que corrió con la misma suerte. Es posible que se hubieran creado túneles con agua a modo de trampas, o es posible que fueran naturales. ¿Contiene el foso un tesoro pirata, el botín de algún excéntrico, o tan solo esperanzas y sueños?

pozo del dinero

(Visited 1.527 times, 1 visits today)

Deja un comentario