CENTRALIA, EL SILENT HILL DEL MUNDO REAL, EL MISTERIO DE SILENT HILL.

La historia señala que Silent Hill siempre ha tenido una presencia sobrenatural, pero los eventos de violencia y muerte que el pueblo ha tenido desde su fundación han pervertido esas energías y las han transformado en algo más oscuro La localización de Silent Hill es ambigua, aunque se encuentra en los Estados Unidos de América. El manual del primer Silent Hill dice que el pueblo está ubicado en Nueva Inglaterra, pero Silent Hill 2 presenta al lago Toluca como parte del pueblo, y el único lago Toluca en la vida real está en California.

Finalmente, en la película Silent Hill el guionista Roger Avary usó el pueblo de Centralia, Pennsylvania como inspiración para Silent Hill. En 1962 un incendio subterráneo se desató en las minas de carbón de Centralia y siguen ardiendo en la actualidad, hecho que forzó a los habitantes a abandonar el pueblo. En el filme, Silent Hill está localizado en Virginia Occidental.
338E16F0B
Centralia es un municipio en el condado de Columbia, Pennsylvania, en los Estados Unidos.

A pesar de que recientemente en 1981 había más de 1.000 habitantes, la población disminuyó a 12 como resultado de una vieja mina en llamas, que arde debajo de la ciudad.

El pueblo fue registrado en 1866, pero ya existía desde 1841; el poblado fue cuna de activistas de la organización secreta de mineros llamada Molly Maguires, durante el período entre 1860 y 1870. El fundador de la ciudad, Alexander Rea, fue una de las víctimas de esta orden clandestina, cuando fue asesinado en las afueras del municipio el 17 de Octubre de 1868. Otros asesinatos e incendios ocurrieron en aquel tiempo.

Es un borough en el condado de Columbia, Pensilvania, en los Estados Unidos. En 1981 había más de 1.000 habitantes, pero la población disminuyó a 10 en el Censo de 2010, como resultado de incendiarse (y no apagarse desde entonces) una vieja mina de carbón que arde debajo de la ciudad. En la actualidad es el borough con menor población del estado de Pensilvania.

1AF

Centralia fue registrada en 1866, pero ha existido desde 1841, cuando la taberna “Bull’s Head” fue abierta por Johnathan Faust. En 1854, Alexander W. Rea, un ingeniero minero civil de la compañía “Locust Mountain Coal and Iron”, se mudó a la villa y construyó calles y parcelas. Este lugar fue conocido como Centreville hasta 1865, cuando se le cambió el nombre por Centralia, como consecuencia del establecimiento de la oficina de correos. La industria del carbón, se volvió la principal ocupación de la comunidad. La extracción de carbón continuó en Centralia hasta la década de 1960, cuando la mayor parte de las compañías salieron del negocio. Aún así, la minería de contrabando continuó hasta 1982.
El poblado fue cuna de activistas de la organización secreta de mineros denominada Molly Maguires, durante el período entre 1860 y 1870. El fundador de la ciudad, Alexander Rea, fue una de las víctimas de esta orden clandestina, cuando fue asesinado en las afueras del municipio el 17 de octubre de 1868. Tres individuos fueron condenados por el crimen y colgados en la capital del condado de Bloomsburg, Pennsylvania el 25 de marzo de 1878. Varios asesinatos e incendios ocurrieron durante este lapso.
El municipio estuvo comunicado por dos vías férreas, la Philadelphia and Reading y la Lehigh Valley, con la que apareció el principal medio de transporte. El servicio de tren desapareció en 1966.

La ciudad tuvo su propia escuela con educación primaria y secundaria. También hubo dos escuelas católicas en el pueblo. En una época, el municipio tuvo siete iglesias, cinco hoteles, veintisiete salones, dos teatros, un banco, su oficina postal, y catorce almacenes y negocios

copyright 2010 Dory Adams   2010 03 11 DSCN4372 Centralia PA1

Un fuego fue encendido en el basurero de la ciudad dentro de una fosa de una mina abandonada, en la parte sudeste de Centralia en 1962. El fuego encendió en llamas una vena expuesta de carbón, y se esparció por todas las minas situadas debajo del pueblo. Varias veces se intentó aplacar el fuego sin resultado alguno. Siguió quemandóse entre los años 1960 y 1970. Durante este tiempo, varias personas se vieron afectadas en su salud a causa del monóxido de carbono producido por el siniestro.
En 1979 la gente se dio cuenta de la magnitud del problema por casualidad, cuando el propietario de una gasolinera insertó una vara dentro de uno de los tanques subterráneos para verificar el nivel de combustible. Cuando la retiró estaba caliente, entonces bajó un termómetro amarrado a una cuerda y se sorprendió al descubrir que la temperatura de la gasolina en el tanque era de 78°C. Poco tiempo después de este incidente la atención hacia el fuego incrementó.

Centralia en la actualidad

Señal de advertencia sobre el peligro del lugar.
Sólo un puñado de casas quedaron de pie en Centralia. La mayoría de los edificios han sido arrasados y hoy el área parece ser una campiña con varias calles pavimentadas y algunas partes se han llenado de árboles nuevos. La mayoría de calles y aceras están llenas de arbustos.

La única iglesia que quedó en el pueblo mantiene servicios semanalmente los sábados en la noche, y los cuatro cementerios están en buen estado. Irónicamente, los cementerios tienen más población en ellos, que el mismo pueblo.

Los únicos indicios de fuego, que se encuentra a 1600 metros bajo la superficie, son algunas chimeneas subterráneas que expelen humo en el sur del municipio. Otras fuentes de humo y vapor vienen de una porción abandonada de la carretera estatal número 61, la cual fue cerrada por los años de 1990 después de que aparecieron varias grietas en la superficie, así como también desde los alrededores del cementerio y de varias otras grietas situadas en el área. Sin embargo, el fuego subterráneo todavía arde y seguirá así por un tiempo indeterminado. No existe ningún plan de momento para extinguir el incendio, el cual consume una veta de unos 13 kilómetros de extensión que contiene suficiente carbón para arder durante 250 años más.
El estado de Pennsylvania no renovó el contrato de reubicación al finalizar el 2005, y el destino de los residentes que aún habitan allí, es incierto.

SILENT HILL

Silent Hill es un pueblo pequeño situado alrededor del parque residencial y un gran bosque. Las secciones más antiguas del pueblo se encuentran al norte, junto con los bancos del río. Por su desarrollo comercial, el pueblo es autosuficiente: tiene una escuela primaria, un centro comercial, una iglesia, dos hospitales, un centro psiquiátrico y otras tiendas y atracciones. La mayoría de los negocios del pueblo son manejados por sus propios dueños sin ninguna influencia de franquicias o tiendas de cadenas, con excepción de un bar de hamburguesas «Happy Burger» y una gasolinera Shell. Old Silent Hill y Paleville tienen grandes áreas residenciales con apartamentos y casas, así como varios moteles y el Lakeview Hotel. El área costera de Paleville también tiene un faro y un parque de atracciones, Lakeside Amusement Park.
Antes de los años 1600 el área donde Silent Hill se establecería finalmente era el hogar de miembros de una tribu amerindia que usaban la tierra para rituales sagrados. Al final del siglo los conquistadores llegaron y fundaron el pueblo. Poco tiempo después empezaron a morir rápidamente, y las muertes se atribuyeron a una epidemia. El Hospital Brookhaven fue construido para tratar a aquellos afectados. Finalmente, los conquistadores huyeron del pueblo, dejándolo abandonado durante aproximadamente un siglo, hasta que volvió a ser habitado como colonia penal en las primeras décadas de 1800. Veinte años después otra epidemia surgió y el Hospital Brookhaven fue reconstruido y reabierto. En 1840 la prisión se cerró y el pueblo una vez más fue abandonado. Una década después se descubrió carbón, y Silent Hill se volvió popular.

Durante la Guerra Civil Estadounidense el pueblo se usó como un campo de prisioneros de guerra. Después del fin de las batallas la prisión se convirtió en una penitenciaría estatal. Poco tiempo después Silent Hill se transformó en un pueblo turístico. En aquella época un grupo de fanáticos religiosos fundaron varios cultos del fin del mundo basados en la escatología de la tribu nativa americana que había ocupado el pueblo anteriormente. Refiriéndose colectivamente a sí mismos como ‘La Orden’, los cultos adoraban a pequeñas deidades diferentes y practicaban necromancia y sacrificios humanos con el propósito de revivir al “Dios”, una antigua deidad la cual creían que iba a traer el paraíso al eliminar a todos los humanos. Para financiar sus actividades, La Orden traficó con una droga llamada White Claudia o, en español, Claudia Blanca, producida a partir de una planta autóctona del pueblo. El tráfico de droga incrementó el turismo, pero finalmente fue bloqueado por la Policía local, lo que desató un conflicto durante el cual La Orden asesinó a varios oficiales.
Silent Hill se manifiesta a sí mismo al menos en tres capas o dimensiones paralelas: como un pueblo normal, callado y aparentemente deshabitado (Mundo Real), como un pueblo cubierto por una niebla sobrenatural (Fog World) y como un pueblo oscuro y sombrío (Otherworld, Otro mundo en español) lleno de imágenes infernales y perturbadoras. Sólo las últimas dos dimensiones son visitadas por los protagonistas de los juegos en las que extrañas y desfiguradas criaturas rondan las calles y edificios y, en algunos casos, dichas dimensiones se interconectan entre sí, creando un espacio incoherente llamado Nowhere (Ningún lugar en español).

images
Las diferentes apariciones tanto del pueblo como de sus habitantes se manifiestan por los miedos inconscientes de los residentes del mismo, aunque no necesariamente de los protagonistas. Estas manifestaciones pueden ser vistas por varias personas o aparecer de forma diferente a cada uno de ellos. En la serie de videojuegos se utiliza el simbolismo y la psicología, la creación de una dimensión alternativa del pueblo se basa en el psiquismo inconsciente de sus visitantes, en última instancia, dicha realidad alterna varía de persona a persona y en cada uno de los protagonistas.

. Los libros publicados por los creadores y Konami han establecido que el poder de Silent Hill «se ha intensificado de gran manera» desde los eventos del primer juego. Mientras que los dos primeros juegos muestran a protagonistas que se ven atraídos a Silent Hill, los juegos subsecuentes muestran que el Otro Mundo ha alcanzado a los protagonistas en ciudades y pueblos cercanos.

(Visited 4.034 times, 1 visits today)

Deja un comentario