EL MISTERIO DE LOS INDIOS HOPIS LOS GUARDIANES CÓSMICOS.

 

Menos conocidos que los apaches, los navajos y los sioux, los indios hopi integran una tribu rica en leyendas, poco difundidas. Viven en la actualidad en las reservaciones del estado de Arizona y en la California oriental, alejados del mundo al que no les agrada pertenecer. Entre sus numerosas tradiciones hay una en especial, que se refiere a un cataclismo sucedido antaño.

Creen estos hopis que nos encontramos en un quinto y último mundo, el cual será destruido por culpa de una estrella azul llamada Sasquasohum, que caerá sobre la Tierra. Este fenómeno se agravará por culpa del abandono de los guardianes cósmicos que velan por la conservación de las columnas que sostienen el firmamento, cuatro en total. Estos dos conceptos, el del quinto mundo y el de los guardianes cósmicos, encuentran una casi exacta correspondencia en el México precortesiano, así como también en diversos países de Asia, en Grecia, Egipto e incluso en los antiguos pueblos nórdicos, como si hubiera existido entre ellos un continua y estrecha comunicación.

images (50)

De acuerdo con la mitología china, cuatro guardianes cuidan del mundo y rodean a un quinto elemento, que está en el centro. El palacio imperial, en la capital china había sido construido por esta razón, en cuatro partes, orientada cada una a un punto cardinal y pintada cada parte de un color diferente. En la construcción del palacio intervinieron cuatro arquitectos bajo la dirección de una quinta persona, el propio emperador.

Resulta curioso observar que el número cuatro, asociado al cinco, posea tan gran importancia en algunos mitos antiguos. El hecho de que estuvieran unidos, oponiéndose el cinco a los números del uno al cuatro y dirigiéndolos al mismo tiempo se origina en la mano humana, la herramienta más útil del hombre. La mayor parte de los edificios de la antigua China estaban orientados a los cuatro puntos cardinales, pero lo mismo sucedió con lo edificios importantes y sagrados de Egipto, Babilonia y otros países, y también con los teocalis mexicanos. En todos los casos, cada cara tenía su color particular.

guardian hopi 3

Los mayas dieron a estos guardianes cósmicos el nombre de bacabs, que poseían una sombrosa semejanza con el Atlas de los griegos, copiado a su vez de los orientales. Atlas parece sostener el mundo en sus hombros, según puede verse en los libros escolares de geografía, pero se trata de un error. En realidad, Atlas, igual que los bacabs mayas, sostiene la bóveda celeste.

Entre los egipcios, que aprendieron el concepto de los soportes del firmamento de los sumerios, eran también cuatro gigantes que soportaban el techo celeste. Eran identificados estos gigantes con otros tantos picos elevados, uno de los cuales era el monte Ida de Creta y otro se hallaba en la cordillera del Atlas en Marruecos. Los griegos, que gustaban de darle a todo forma humana, fueron los que cambiaron el monte en ser humano, al que llamaron Atlas. Es curioso que le termino atl, que significa agua en los países semitas, se aplicase también al elemento líquido en el México antiguo.

mensaje-de-los-indios-hopis

Por su parte, los escandinavos adoraban también a los cuatro guardianes, identificados con la svástica, símbolo de la Tierra en movimiento. Tendría su equivalente en la cruz gamada de griegos e hindostanos, así como en el Ollin de los aztecas, aprendido de sus maestros los toltecas.

El menor abandono de los guardianes de su puesto repercutía al instante en la buena marcha de las cosas en la Tierra. Este cambio de lugar de los guardianes cósmicos, es decir, de los puntos cardinales, ¿significa que el planeta está expuesto a sufrir desplazamiento de su eje o de los polos lo que puede traducirse en una serie de graves descalabros para la humanidad? ¿Tuvieron los antiguos alguna experiencia con un cambio de los polos, traducido en el arribo de una glaciación?

rainbowprophecy

Un ejemplo de lo importante que resulta no descuidar los guardianes su vigilancia está en lo que se relata en un mito chino. Kung-Kung, espíritu maligno, quebró con la cabeza una de las columnas, aprovechando un descuido del guardián. Se desplomó entonces el agua del cielo, produciendo un diluvio espantoso.

 

(Visited 1.091 times, 1 visits today)

Deja un comentario