MARY KING’S CLOSE UN ANTIGUO Y MALDITO CALLEJÓN.

En esta ocasión nos adentramos en unas callejuelas de Escocia no aptas para cardíacos. Posiblemente muchos de vosotros hayáis oído hablar de él en alguna ocasión, ya que nos referimos a Mary King’s Close, el terrorífico callejón de Edimburgo, un lugar realmente tétrico y macabro. En él, muchas de las personas que lo han visitado, afirman haber sentido extrañas sensaciones y presencias misteriosas.

Situado en el actual casco antiguo de la ciudad, en el pasado fue una calle perteneciente a un humilde barrio en el que abundaban pequeñas viviendas y tabernas. En la Navidad de 1644, la peste que asolaba Europa llegó hasta Edimburgo y se llevó la vida de miles y miles de personas de una manera cruel e inhumana. Y Mary King’s Close fue uno de los focos principales de muerte a causa de esta terrible enfermedad contagiosa.

Mary-King-Close1

El Callejón, debido a la pobreza y a la aglomeración de personas de pocos recursos que vivían de manera precaria, fue una de las zonas más afectadas por la peste. Debido a ello, era frecuente ver a hombres, mujeres y niños con manchas oscuras en la piel, convulsiones o con los ganglios linfáticos inflamados, como las ingles, las axilas o el cuello. Sin contar con las terribles expresiones de dolor y sufrimiento reflejados en su rostro.

Para proteger a los habitantes de Edimburgo que no estaban contagiados y delimitar las zonas de afectación de la espantosa plaga, las autoridades mandaron construir muros con el objetivo de cercar todas las áreas que debían mantenerse en cuarentena.

De esta manera, fue como Mary King’s Close se transformó en sombríos y tenebrosos callejones subterráneos ocultos y apartados de las calles por las que circulaban los afortunados que no habían contraído la peste. Al principio recibían pan y otros alimentos básicos para sustentarse, pero, con el paso del tiempo, éstos dejaron de llegar y los enfermos fueron muriendo poco a poco en un callejón ya olvidado por muchos.

Mary-King-Close2

Posteriormente, en el año 1750, se derribaron algunas de las casas de esta zona para construirse la Royal Mile, la Milla Real, que organiza la actividad económica de Edimburgo. El Callejón fue cerrado hasta 2003, cuando volvió a abrir al público, convirtiéndose de esta manera en una de las atracciones turísticas más conocidas de la ciudad escocesa.

Uno de los personajes más conocidos entre estas paredes es el Doctor George Rae. En la época en que esta zona sufrió la peste, era habitual ver a un señor vestido con oscuras y gruesas capas de piel, un sombrero y una máscara con un pico de pájaro. No os asustéis, era una de las pocas buenas personas que se acercaban al lugar para ayudar a los enfermos. Sin embargo, se vestía de esta extraña manera para evitar ser contagiado, ya que las capas evitaban las picaduras de pulgas y ratones que transmitían la peste y, en el interior del pico, colocaba diferentes tipos de hierbas que se pensaban que ayudaban a erradicar la plaga.

Mary-King-Close3

Otro personaje conocido es el de una niña de poco más de 5 o 6 años de edad llamada Annie. Es famosa gracias a Aika Gibo, una profesional de la parapsicólogía muy renombrada en Japón. Durante una visita que dicha médium realizó a Mary King’s Close, percibió una presencia extraña que poco después se materializó en una niña pequeña. Dicha niña le contó, con gran tristeza, que sus padres la habían abandonado en ese inhóspito y cruel lugar poco antes de que muriera. Para consolar el espíritu de Annie, Aika Gibo le dejó cerca de su habitación una muñeca, acto que se ha convertido en una tradición para muchos de los visitantes del lugar.

Mary-King-Close4

De mano de los tours que se organizan para recorrer Mary King’s Close, podremos conocer cada uno de los lúgubres rincones del Callejón. Muchos de los viajeros que ya lo han visitado afirman que, una vez en el interior, se sienten observados y vigilados, y que, en más de una ocasión, han sentido un viento frío recorrer su cuerpo. Algunos de ellos también confirman haber sentido inquietantes presencias y haber visto amenazadoras sombras moverse. No pocos visitantes garantizan haber sido testigos del movimiento de siniestras siluetas. Terrorífico.

Mary King’s Close abre sus puertas de abril a octubre todos los días de 10 a 21 horas. Los meses comprendidos entre noviembre y marzo, de domingo a jueves, la zona cierra a las 17 horas de la tarde; aunque los viernes y sábados mantiene el horario de verano y cierra sus puertas a las 21 horas.

(Visited 423 times, 1 visits today)

Deja un comentario