¿Conoces a “Los Ghoul, Demonios Aterradores Come Carne”?

Los necrofagos: Eran seres que se alimentaban de los cadáveres de los humanos. Encontramos necrófagos en muchas leyendas de Europa y Medio Oriente. Aunque los necrófagos tienen una gran importancia en el folclore de Occidente, hay que decir que antes aparecieron en el mundo islámico, que los consideraba un grupo de espíritus malignos, que solían vivir en los desiertos; pero, igualmente, en las cuevas, “andaban” por los bosques y vigilaban los lugares donde habían muerto personas recientemente. En el Norte de África provocaban pavor, por su característica de ser caníbales y su gusto por saquear las sagradas tumbas. También, en la India y en Oriente Medio daban mucho miedo.

Aunque, consumen sólo cuerpos ya muertos, sienten mucho más placer cuando, en realidad, matan a alguien vivo. También, hay distintas tradiciones en el campo de las formas en las que se trasforma. Pueden tener forma de cebolla, buey, camello o avestruz, que sólo tiene un ojo. Pero, su forma real da igual, por que los necrófagos se trasforman, una y otra vez, y siempre buscan formas que pueden atraer la atención de los hombres. A veces, lo encontramos con la figura de un viajero que está solo, y que convence a otros hombres.

Los Ghoul

Originario de la mitología de Arabia, el Ghoul es un espíritu o demonio asociado con los cementerios, el deplorable acto de la profanación de tumbas y el canibalismo. El nombre original se deriva del arábigo ‘Al-Ghul’, que a su vez proviene del término ‘Ghala’; el cual significa ‘agarrar’.

También está etimológicamente relacionado a Gallu; un tipo de demonio en la mitología sumeria y akkadiana, los cuales arrastraban a sus víctimas hacia el inframundo.

Los tipos de Ghoul:

El Ghoul árabe:

2F8

Según el folklore de Arabia, los gules son demonios o djinni nacidos de Iblis (‘Shaytan’, el análogo de Satán en el Corán y la tradición musulmana); que viven en camposantos y otras regiones despobladas. Los Gules también son considerados demonios del desierto, capaces de cambiar de forma y transformarse en hienas; cuyos hábitos de cacería consisten en atraer a los incautos a los desiertos u otros lugares abandonados para devorarlos posteriormente.

También se alimentan de niños pequeños, sangre y cadáveres de los recién fallecidos; poseyendo la habilidad de transformarse en el más reciente que hayan comido.
Algunas tradiciones árabes mencionan la existencia de Ghoul femeninos, llamados ‘Ghoulah’; los cuales activamente buscan y atraen a los viajeros del desierto hacia sus moradas, con el fin de devorarlos. Según ciertas leyendas, un Ghoul es una criatura indetenible (comparable al Draugr nórdico) e inmortal, mientras que en otras variantes de la historia basta únicamente un golpe de espada bien colocado para matarlos.

Si bien los Gules son considerados demonios que se rebelaron a Alá, existe la posibilidad de transformarse en uno. En una versión específica del mito, los Gules son humanos que fueron convertidos en esas criaturas como castigo divino por haber cometido actos inmorales o perversos.
En otras variaciones más, una persona resucita como un Gul tras haber comido carne humana, un acto tabú.

El Ghoul europeo:

ghoul_gul2

En Europa, el término Ghoul hace referencia a un tipo de no muerto. Estos seres, originalmente humanos; se transforman gracias a una maldición acaecida a raíz de comer carne humana o profanar cadáveres.
Se alimentan de los cuerpos recién fallecidos o de personas vivas, en especial niños; a quienes atraen a cuevas, viejos castillos y mausoleos. Apestan a muerte, son tremendamente feos y extremadamente poderosos física e intelectualmente; pues poseen un comportamiento sarcástico y astuto. Se les puede ahuyentar con el sonido de campanas de iglesia o con crucifijos.

(Visited 1.438 times, 3 visits today)

Deja un comentario