El Origen Religioso de los Elfos, según las leyendas tradicionales de Islandia

“De acuerdo con los relatos en Islandia, en una ocasión bajó Dios al mundo, a visitar a Adán y Eva. Ellos lo recibieron con alegría y le mostraron todo lo que tenían en su hogar, incluso llevaron a sus hijos, los cuales Dios encontró llenos de esperanza.

Dios, entonces, le preguntó a Eva si tenía otros hijos aparte de estos, quienes por alguna razón no hubiese querido mostrarle. Ella, sencillamente, respondió “no”.

Pero la verdad era que Eva no había terminado de bañar a todos sus hijos y, avergonzada de que Dios pudiera verlos así, había escondido a los que no estaban limpios. Dios, por supuesto, lo sabía, y le respondió a Eva “aquello que el hombre esconda de Dios, Dios así mismo lo esconderá del hombre”.

Los niños que no habían sido bañados se volvieron entonces invisibles, y desde entonces residieron en los montes, las colinas y las rocas. De estos niños son descendientes los elfos, mientras que nosotros, los hombres, descendemos de los hijos que Eva orgullosamente mostró a Dios. Y es solo por la voluntad y el deseo de los elfos que los hombres podemos verlos”.

ELEDEN

Esta es una de las leyendas islándicas que narran del nacimiento de los elfos.

En esta enigmática región, habitada por volcanes, la gente aún tiene mucho contacto con una naturaleza que parece… mágica, por decir lo menos. Quizás es por esta razón queaún existe una considerable población de islandeses que creen en la existencia material de estas criaturas.El presidente mismo de Islandia ha llegado a afirmar que “los islandeses somos pocos, así que desde los viejos tiempos usamos los elfos y las hadas para duplicar nuestra población”.

Otra de las leyendas afirma que un viajero, perdido en alguna región alejada, encontró milagrosamente un pequeño rancho al que acudió para pedir ayuda. Le abrió una amable anciana que lo invitó a seguir, lo cual el viajero aceptó con gratitud.

En el hogar vivía la anciana con dos atractivas jóvenes. Al hombre le fue otorgado el cuarto más cómodo, y tras comer algo solicitó la compañía de una de las jóvenes en su posada, la cual le fue concedida. Estando ambos acostados, y deseoso de besarla, el hombre acercó su mano al rostro de la muchacha, cuando se dio cuenta de que no podía tocarla. Su mano sencillamente la atravesaba, como si se tratara de una ilusión.

elfodelanocheok

Ella, entonces, le explicó: “no te sorprendas, pues en verdad soy un espíritu. Cuando el diablo, en los tiempos ya pasados, hizo la guerra en el cielo, él, con todos sus ejércitos, fue conducido a la oscuridad. Aquellos que movieron sus miradas tras él, en su caída, también fueron expulsados del cielo, pero aquellos que no estuvimos con ni contra él fuimos enviados a la tierra, dondese nos ordenó residir en las piedras y las montañas”.

(Visited 613 times, 1 visits today)

Deja un comentario