¿Conoces el Misterio de la IX Legión Hispana, que Desapareció sin dejar Rastro?

Esta legión romana se llamaba originariamente Hispaniensis, aunque luego le simplificaron el nombre. No se sabe a ciencia cierta si es porque se organizó en Hispania o porque reclutó tropas auxiliares locales durante su estancia. La Legio IX fue reorganizada por Octavio Augusto en el primer tercio del siglo I reuniendo a los veteranos que ya la habían integrado antes a las órdenes de Julio César; éste les había reclutado para acometer la conquista de la Galia pero luego combatieron también en la guerra civil que mantuvo contra Pompeyo.

Misterio-IX-Legion-Hispana-desaparecida

De hecho no fue ése el único conflicto intestino en el que participó la legión porque también lo hizo contra las tropas de Marco Antonio y Cleopatra en la batalla de Accio. Ya convertido en emperador, Augustó la envío a Hispania para reducir a los belicosos cántabros y, después, a Germania; allí se libró del desastre del bosque de Teotoburgo, donde los germanos aniquilaron a las legiones XVII, XVIII y XIX y enloquecieron a Augusto, que se pasaba las noches sonámbulo gritando “¡Quintilio Varo, devuélveme mis legiones!”. Quintilio Varo fue el general responsable de aquel desastre.

Tras colaborar levemente en la conquista de Mauritania, Claudio la envió a Britania para enfrentarse a la levantisca reina Boudicca, que había sitiado Londinium (Londres), recibiendo numerosas bajas. Fue reforzada con nuevos efectivos y siguió en el país durante las décadas siguientes. Luego, el rastro empieza a difuminarse y a partir del año 108 d.C. desaparece misteriosamente toda referencia: la última mención es una inscripción en tablilla hallada en Eburacum (York), su campamento principal, donde los arqueólogos están sacando a la luz un auténtico filón.

Las dos teorías más frecuentes sobre su final aluden a una aniquilación total a manos de tribus caledonias en tierras escocesas (con lo cual terminó con el mismo destino que sus compañeras en Teotoburgo) o bien a una reubicación en otro lugar. La primera es la favorita de novelistas y cineastas (CenturiónLa legión del águila) pero los historiadores se decantan más bien por la segunda, dada la falta de hallazgos arqueológicos que deberían encontrarse de semejante matanza.

Creen que pudo haber sido enviada al continente y, quizá, rebautizada. Esto último no era raro si una legión sufría una derrota demasiado vergonzosa: una damnatio memoriae, es decir, el silencio absoluto sobre ella para no bajar la moral del ejército o propiciar tentaciones políticas.

El caso es que unas excavaciones llevadas a cabo en 1959 en Noviomagus (actual Nimega, Holanda) permitieron encontrar varias baldosas inscritas con la expresión VEX BRIT, abreviaturas de Vexillatio Britannica, algo así como Centuria Británica, posible alusión a una unidad que hubiera estado en el lugar homónimo. Pero es que a pocos kilómetros también apareció un plato grabado como LGVIIIIHISP, interpretable comoLegio VIII Hispana. Un grabado igual se encontró en 2010 en una baldosa de Scalesceugh, en el norte de Gran Bretaña.

the_ix_roman_legion_hispana_by_gianlucajackzito-d7jjan0

En suma, a falta de una prueba contundente y decisiva, el misterio sigue impregnando la historia de la IX Legión Hispana y quizá sea mejor así. Al menos para los que disfrutamos con las historias que se crean sobre su enigmático destino.

El título suena a novela histórica con trasfondo de misterio o a película y, de hecho, hay varios libros y versiones cinematográficas. Pero, sobre todo, la desaparición en tiempos de Trajano sin dejar rastro de la IX Legión Hispánica es un misterio que los historiadores han tratado de desentrañar durante años.

 

 

(Visited 567 times, 1 visits today)

Deja un comentario