LA ABDUCCIÓN EXTRATERRESTRE MÁS FAMOSA DE LA HISTORIA

La primera abducción extraterrestre de la que tenemos constancia ocurrió hace unos 50 años. Se trata del secuestro del matrimonio estadounidense de los Hill.
En septiembre de 1961 la pareja regresaba a su casa de Porstmouth tras haber estado de vacaciones en Canadá. Sobre las diez de la noche, cuando atravesaban las Montañas Blancas de New Hampshire, Betty Hill pudo ver cómo una misteriosa luz les perseguía. Su marido, Barney, paró el coche en una cuneta y observó con unos prismáticos un objeto en el cielo. Decidieron continuar su ruta por carreteras secundarias. Pero la luz se iba acercando al vehículo, mostrando una forma alargada y con colores parpadeantes. De nuevo, se bajaron del coche y a traves de la doble hilera de ventanas de la nave, Barney pudo ver unas figuras humanoides que lo observaban. La pareja corrió hacia el coche, y en un momento dado, Betty miró por la ventanilla y no vio absolutamente nada…
El objeto se encontraba sobre el coche, que empezó a vibrar mientras sus ocupantes se adormecían y se oía una especie de timbre electrónico.
Al despertar, ambos se encontraban de nuevo en el coche, que Barney conducía a una velocidad normal. En ese momento se enontraban en la autopista US93, a 17 millas de Concord: habían recorrido 56 kilómetros inconscientes. Al llegar a su casa, sus relojes se habían detenido, pero pudieron comprobrar que eran las cinco de la madrugada, a pesar de que su llegada estaba prevista para antes de las tres.
Los Hill decicieron olvidar toda la historia, pero los hechos empezaron a imponerse: los zapatos nuevos de Barney tenían las punteras totalmente desgastadas, y sus pantalones estaban llenos de agujas de pino. Betty decidió darse un baño, pues notaba como si algo gelatinoso cubriese todo su cuerpo.
asombrosos-casos-de-abduccion-extraterrestre-1
Tras una llamada telefónica, Janet, la hermana de Betty,  que creía en los OVNIS, le dijo que esa sensación de suciedad podía tratarse de contaminación radioactiva, fácilmente detectable con una brújula, pues su aguja se volvería loca si se acercase a un elemento radioactivo. Betty y Barney examinaron el coche y encontraron unas manchas circulares del tamaño de un dólar, junto a las cuales la aguja de la brújula de agitaba sin control.
Decidieron ponerse en contacto con la base aérea de Pease, donde fueron interrogados por separado, con resultados similares. A partir de entonces Betty se interesó por la ufología y escribió una carta a Donald E. Keyhoe, un militar retirado interesado por el tema de los OVNIS.
Desde este momento, Betty comienza a tener sueños lúcidos y dramáticos, en los que seres uniformados de la nave la sacaban del coche y la sometían a abominables reconocimientos médios.Los sueños se repitieron durante cinco días, y la mujer decidió anotarlos en un cuaderno.
Mientras, Walter Webb, profesor del Planetarium de Hayden, Boston, realizó una investigación del caso de los Hill, formada por entrevistas e interrogatorios, tras la cual concluyó que ambos decían la verdad.
Un militar amigo de la pareja, James Mc Donald, les recomendó el uso de la hipnosis para descubrir qué había pasado durante el tiempo en blanco en la memoria de los Hill. Durante la búsqueda de el hipnotista perfecto, Barney y Betty visitaban con regularidad el lugar de los hechos, intentando en vano recordar algo.
La salud de Barney comenzó a resentirse: hipertensión, trastornos estomacales, úlcera de duodeno, verrugas en la ingle que formaban un círculo perfecto… No fue hasta 1963, tras un intenso tratamiento psiquiátrico, cuando Barney finalmente mejoró lo suficiente para llevar a cabo la hipnosis. A lo largo de este tiempo, los avistamientos en Portsmouth se habían incrementado, y Barney decició contar su caso en la iglesia. A través de asistentes a las reuniones parroquiales, los Hill se pusieron en contacto con Benjamin Simon, que semanalmente realizaba sesiones de hipnosis.
Así, tras seis meses, los testimonios de Betty y Barney dejaron al descubierto la siguiente historia:

Cuando los Hill trataron de huir en el coche, Barney sintió como eran arrastrados hacia el bosque. Una vez allí, apareció un grupo de extraterrestres que les sacaron del coche y se les llevaron arrastras. Según Betty, eran hmanoides no muy altos, de grandes ojos oblicuos, sin labios, que llevaban uniforme al estilo nazi y bufanda negra al cuello. Betty intenró despertar a Barney, pero los seres se lo impidieron, asegurándola que solo querían hacer una serie de experimentos. Cada uno de ellos fue examinado en una sala diferente, y Barney fue capaz de descirbir cómo le introducían cosas en el oído mientras él permanecía tumbado con los ojos cerrados. Betty fue desnudada e inspeccionada con agujas que estaban conectadas a una pantalla, y que según los extraterrestres, estudiaban su sistema nervioso. Introdujeron una de las agujas en su ombligo para comprobar si estaba embarazada.

lead_800x600

Tras el examen, Betty se quedó a solas con el jefe. Le pidió llevarse algún objeto para demostrar su historia, y cogió un libro escrito con un alfabeto totalmente diferente de los que ella conocía, con una escritura vertical. La mujer le preguntó de dónde venían y el ser le mostró un mapa lleno de puntos y líneas, que según explicó se trataba de rutas comerciales y expediciones. Tras eso, aparecieron Barney y otros dos extraterrestres, que hablaron entre ellos. El jefe le arrebató el libro a Betty y le explicó que los otros no querían que se llevase ninguna prueba. Finalmente, devolvieron a la pareja al coche.

Betty, bajo hipnosis, fue capaz de dibujar el mapa que había visto en la nave. Pero tras estudiarlo, se llegó a la conclusión de que el mapa no tenía sentido. Marjorie Fish planteó la hipótesis de que el mapa debía verse desde la perspectiva del planeta de origen de quienes lo usaban, y se pasó varios años buscando un ángulo del sistema solar que diese como resultado una disposición estelar similar. Finalmente, limitando su investigación a un radio de 50 años luz con centro en el Sol y eliminando las estrellas que, por sus características, no podían albergar formas de vida análogas a la nuestra, obtuvo un mapa que desvelaba el lugar de donde procedían los alienígenas de los Hill: Zeta 1 y Zeta 2 de la Constelación Retícula.

Según el diagnóstico del doctor Simon, ninguno de los dos Hill tenían alguna enfermedad mental, pues sus testimonios bajo hipnosis coincidían. Respecto a la certeza de la historia, afirmó que habían dicho lo que pensaban que había ocurrido, pero que en su opinión había cierta base inicial de realidad.

Tras esto, los avistamientos OVNI y los testimonios de abducciones fueron en aumento. Tras la muerte de Barney, Betty inició una cruzada para defender públicamente la existencia de los OVNIS, e incluso llegó a afirmar que en una de sus salidas nocturnas al campo había visto entre 50 y 100 naves. También describió nuevas experiencias ufológicas y fenómenos paranormales que se empezaron a producir en su casa a partir de la abducción.

CONOCE Y SUSCRIBETE AL CANAL DE YOU TUBE:

(Visited 1.198 times, 1 visits today)

Deja un comentario