El Gran Tesoro Que Formo Una Sociedad Colombiana

Lejos de la bravía del mar, en pleno lecho de agua dulce y apacible, se esconde un tesoro hundido que no procede de naufragio alguno… Se trata de una enorme cantidad de oro, lanzada durante siglos por los antiguos nativos del lugar a las profundidades del lago Guatavita, en Colombia, como ofrenda al espíritu del agua.

 

Al este de Cuzco y en algún lugar recóndito de la selva amazónica, existe la ciudad mítica de Paititi, la Ciudad de El Dorado. ¿Es un simple mito o una realidad todavía perdida en la inmensidad de la selva amazónica?. Todavía, hoy en el siglo XXI, se invierten recursos económicos y humanos en encontrar esta mítica ciudad.

La pretensión de conseguir un enriquecimiento rápido, ha arrastrado durante 500 años a muchos ambiciosos a la muerte y desaparición en la oscuridad de la selva … es la maldición del El Dorado.

 

La leyenda de El Dorado hace referencia a un lugar situado en América del Sur. En este lugar mítico había una gran ciudad con inmensas riquezas, como casas y calles de oro . Esta leyenda atrajo a exploradores y conquistadores europeos; pero jamás encontraron El Dorado.

 

Los historiadores han encontrado pruebas del interés e importancia que las coronas de España, Portugal, Francia e Inglaterra dieron durante el siglo XVI a las expediciones encaminadas a la búsqueda de El Dorado.

 

Desde este punto de vista; verdad o mentira, la verdad es que el mito de El Dorado ayudó a la financiación de proyectos y expediciones al Nuevo Mundo. El enriquecimiento fácil era la gran meta de muchos aventureros que llegaban a América con ansias de explorar el Nuevo Continente.

 

Parece ser que el mito comenzó en Quito, 40 años después del descubrimiento de América. A los fundadores de la ciudad de Bogotá, Gonzalo Jiménez de Quesada y Sebastián de Belalcázar, le llegó la leyenda de los indios Chibchas, que hablaba de que una espectacular ceremonia durante la consagración del nuevo Príncipe Dorado.

La leyenda relataba que los indios revestían el cuerpo del príncipe con resinas y a continuación le cubrían con polvo de oro. Embarcaban al futuro rey en una barca de juncos con cuatro caciques y una enorme ofrenda de piezas de oro. A medida que la balsa se alejaba de la orilla, los nativos tocaban sus trompetas y flautas. Los cantos y la música reverberaban en las laderas que rodean la laguna.

 

Cuando la embarcación llegaba al centro del profundo lago, llamado Guatavita -en la actual Cundinamarca, Colombia- , paraba la música y los caciques echaban al fondo las ofrendas de oro y el rey se bañaba en sus agua, liberando de esta forma el polvo de oro que cubría su cuerpo. La ceremonia finalizaba cuando el rey reapareciendo como un dios. Las fiestas terminaban con celebraciones y danzas .

Tanto las piezas de oro, como el polvo de oro que cubría al rey, formaban parte de la ofrenda que pretendía apaciguar a un terrible dragón que habitaba el fondo del lago.

 

CONOCE Y SUSCRIBETE A MI CANAL DE YOU TUBE:

¿Y TÚ QUE OPINAS DEL TEMA?¿VERDAD O LEYENDA?

(Visited 235 times, 1 visits today)

Comments

comments

Deja un comentario